miércoles, 20 de abril de 2016

Reseña: Besos entre líneas - May R Ayamonte y Esmeralda Verdú


Conocí booktube hace poco más de un año luego de encontrarme con un vídeo de Fátima Orozco (la misma de "Las palabras de Fa"), y con uno de Juliana Zapata. Este par de señoritas me enfrentaron a un fenómeno el cual desde ese momento he venido siguiendo, en donde he descubierto propuestas increíbles como la que plantean canales como "Los ensayos de Abril", pero al mismo tiempo he sido testigo de cómo el mercado y la superficialidad han terminado por sumir una iniciativa más que interesante en un hoyo negro que parece no tener salida. El estancamiento, la falta de originalidad, el afán por recibir envíos editoriales, la desesperación por ver el número de suscriptores subir, la actitud facilista, la ausencia de sentido crítico, o al menos propositivo, son algunos de los virus que han ido matando este fenómeno, el cual a pesar de crecer a pasos agigantados de la mano de las editoriales, ha desviado el camino sin duda alguna.

En los últimos meses he visto vídeos en donde ciertos booktubers (incluyendo unos cuantos de mi país) dicen su comunidad los tiene algo cansados, que hay que empezar a hacer cosas diferentes, a buscar nuevo contenido, a explorar nuevos autores y no solo quedarse en lo que las editoriales quieran vender. ¿El problema? La mayoría de ellos parecen olvidar las ideas planteadas y continúan haciendo los mismos booktags que todos hacen, haciendo referencia a los mismos libros que los demás comentan, e incluso, ofreciendo opiniones que se sienten más libreteadas que melodrama mexicano.


Cuando empecé con mi blog tenía muy claro el objetivo por el cual había creado ese espacio, el mismo que aún conservo y que espero no extraviar en el camino: quiero hablar de libros y de literatura, ser sincero con mis opiniones, darme un respiro a la rutina del día a día, y ofrecer a la audiencia, sin importar cuán grande o pequeña sea, lo mejor que pueda ofrecerles, pues ello me hace feliz y me llena de satisfacción. Con el paso del tiempo han ido llegando editoriales apoyando lo que hago y se han ido presentando oportunidades y abriendo puertas por las que jamás imaginé entrar, y aunque eso me emociona y me llena de alegría, jamás he dejado de observar la literatura con sentido tanto crítico como emocional, hablando de lo bueno y de lo malo por igual, procurado buscar y difundir cosas diferentes, abriendo desde mi ventana una vista al basto mundo que nos espera en las librerías y que casi siempre se queda en las principales novedades de los gigantes del negocio. Estoy seguro que por momentos he jugado a ser medio de publicidad de las editoriales, sería mentiroso si dijera lo contrario, pero cuando he ocupado ese puesto dentro de la cadena, lo he hecho por cosas que en realidad despiertan en mí algún interés, o las cuales por mi experiencia con ellas no dudo en recomendar. No espero que este sea el objetivo de todos aquellos que abren un blog o un canal de youtube, pero al ser una serie de "promotores de lectura" y tener bajo nuestro poder un objeto de cultura como lo es el libro, siento que son cosas a las que deberíamos, al menos, prestar atención.


A partir de lo anterior debo decir, con la preocupación que merece, que la práctica adoptada por muchos booktubers (y bloggers, no hay que decir mentiras) de hablar de libros que ni conocen, de decir maravillas de cosas que no han leído, de enseñar obras sobre las cuales no han investigado ni su sinopsis cuando menos, y de traer al debate autores que desconocen en lo absoluto, deja mucho que desear. Tenemos la libertad de publicar lo que queramos, pero carajo, cuando se tiene una voz con tan alto impacto...

En su defensa, muchos de ellos alegan no ser críticos literarios y que lo único que buscan es divertirse y dar su opinión sobre lo que leen, lo cual me parece muy honesto de su parte y bastante válido dentro del debate, pero hacer algo valioso y que aporte en términos culturales no requiere de un crítico literario detrás ni mucho menos; por supuesto, introducir a miles de jóvenes a la lectura es algo de aplaudir, pero siento que además de eso, hay un espectro de posibilidades que se abren cuando hablamos de libros, y teniendo tanto poder en sus manos, creo que el lugar a donde se está encausando no es el indicado. Desde que se inventaron las excusas, el perro quedó desplazado al segundo lugar en la lista de los mejores amigos del hombre.

Pero ¿todo es culpa de los booktubers? Por supuesto que no. En economía hay una ley muy sencilla pero que aplica para cualquier dinámica de mercado, y cala perfectamente en lo que es booktube: si no hay demanda, no hay oferta. La cosa es así de sencilla, el mercado ofrece lo que el público demanda. Si a la gente le gusta ver a todo mundo diciendo lo mismo, hablando de las mismas cosas, pues usualmente la oferta se empeñará en satisfacer esa necesidad. Fácil la cosa.

Cada quien tiene derecho a ver lo que quiere, a seguir a quien quiere, y a leer a quien quiere, eso está muy claro, pero allí entra a actuar el consumidor, que en este caso es el lector potencial, quien en su amplia mayoría no reclama contenido de calidad, que se conforma con ver la misma reseña en infinidad de canales, y que no pide algo más a quienes están del otro lado de la pantalla. Lo más triste del asunto, es ver que muchos de aquellos que se atreven a incursionar en prácticas diferentes, terminan dejándolas de lado al ver la mala recepción que tiene este tipo de contenido, lo cual los "obliga" a seguir haciendo lo que todo el mundo hace, calcando casi que a fuego los discursos que se han vuelto estándar dentro de la comunidad. Es triste conocer personajes con lecturas y opiniones tan buenas, pero que por seguir la tendencia, sucumben en la mediocridad.

Además de ello, están las editoriales, quienes han visto en esta comunidad una joya de la corona invaluable y la han sabido explotar a su antojo. Cada mes vemos los mismos libros y los mismos autores en la gran mayoría de canales de youtube. Una tarea muy bien hecha por parte de estos actores en la cadena, pero que es realmente perjudicial para la literatura en sí.

Podría quedarme divagando en la materia, haciendo de nuestro mundo una utopía, y extendiéndome infinitamente en esta introducción, pero creo que ya he expuesto gran parte de lo que quería. Más que leerme criticón, lo que he tratado de hacer es reflexionar un poco sobre cómo están las cosas y plantear mi posición ante un fenómeno con un potencial enorme, pero que evidentemente está perdiendo la ruta.

Ahora sí, vamos al grano. Hace unos días, a lo sumo semanas, dos de las booktubers en habla hispana más importantes del globo terráqueo publicaron una novela en conjunto, de la mano de la editorial Planeta. "Besos entre líneas" se convirtió de inmediato en un éxito en ventas, con tal impacto que se requirió de una segunda impresión en tan solo un día de publicada. Desde España May R. Ayamonte (ya con libros a cuestas) y Esmeralda Verdú (con su ópera prima), nos traen este libro, del cual les hablaré en esta oportunidad.

"Besos entre líneas" nos cuenta la historia de Emma, una joven lectora de 17 años quien desde muy pequeña tuvo que cargar sobre su espalda con el peso de haber perdido a su madre en un accidente automovilístico, el cual a su vez dejó a su padre en estado vegetativo. Ahora ella vive con su tía, y tiene al frente el cierre de su vida escolar y el inicio de la etapa universitaria.

Este cuento de hadas contemporáneo se hila con trama muy, pero muy sencilla, lo cual sumado al lenguaje tan digerible que maneja, le da un plus importante y es hacerla cercana a todo tipo de público. Sin embargo, el desarrollo del mismo se siente excesivamente plano y pobre en su construcción. A medida que vas leyendo te enredas en una serie de diálogos sin ton ni son, das pasos en falso por capítulos que parecen insertados con el único objetivo de rellenar espacios, y te topas con estructuras y desconexiones que dejan bajo el foco la casi inexistente labor editorial dentro de la obra. Es preocupante como con el único afán de vender algunas editoriales parecen dejar de lado el trabajo de pulir el contenido. Se puede tener una obra con muchas falencias, pero con un equipo comprometido y responsable de fondo, el barco puede llegar a salir a flote.

Alineado con lo expuesto previamente, cuando se crea una obra de manera conjunta, hay que tener mucho, pero mucho cuidado en que la narrativa de ambas personas vaya para un mismo lado durante todo el libro. "Besos entre líneas" falla en muchos momentos en ello. Con el pasar de los capítulos la novela se siente bipolar y no por lo que cuenta, sino por cómo está escrita, lo cual soporta lo que ya he mencionado: un trabajo editorial, en mi opinión, irresponsable (o inexistente).


Tomada de entreletrasycamaras.blogspot.com
Pero no hay que achacarle toda la culpa a las editoriales, pues el dueño del negocio siempre tendrá algo de culpa. Me resulta curioso y ciertamente perturbador que personas con libros publicados perpetúen errores y no aprendan lecciones. Me resulta preocupante que personas que leen tanto y que hablen de libros, y emitan opiniones sobre ellos delante de audiencias exorbitantes parezcan no quedarse con nada más que lo que queda para la posteridad en los videos. Mi conclusión.

Hay un público al que seguramente este libro le generará cierto cariño, y es incuestionable que las autoras la han creado como un homenaje a dicho público. La comunidad booktube ocupa un sitio privilegiado en la totalidad de esta historia, pues la misma se siente como un proceso "evolutivo" en donde el lector pasa a ocupar otro lugar dentro de la cadena del libro. Emma nos va contando sus experiencias, cómo abre su blog, y cómo llega a ella la inquietud de abrirse un canal en youtube para tener una experiencia más cercana con el mundo que la rodea y poder compartir una de las cosas que más ama en el mundo. Las autoras se personifican en Emma para, seguramente, contarnos muchas de las experiencias que han vivido, la gente que han conocido, los lazos que han cimentado y los momentos que las han marcado.

El lío aquí, es que en medio de convenciones, firmas y besos, la inclusión de este elemento no se siente natural y luce rebuscada. Es bonito conocer lo que las autoras han vivido desde que tomaron la decisión de pararse frente a una cámara y hablar de lo tanto a ellas como a mí nos gusta, pero para llevar eso a un libro y sumergirlo como elemento complementario dentro de otra historia de buena manera... Mucho trecho.

Como todo buen libro que hable de libros, en "Besos entre líneas" nos toparemos con muchas referencias a gran variedad de obras, en un 99% de literatura juvenil. Resulta valiente ver como las autoras intentan defender el valor que esta literatura y plantar su posición ante el cada vez mayor número de personas que la califican como basura, pero aquí, hay otro problema con la novela. Las ya mencionadas referencias literarias, casi en su totalidad, no parecen tener razón de ser, no aportan mucho dentro de la lectura, y al menos a mí, me hartaron. Adicionalmente, el soporte que tratan de dar a la literatura juvenil, es sin temor a equivocarme, vacío y cero argumentativo para un debate tan álgido, pero con tantas formas de sacar adelante. A modo de cuña, al alcance de un click encuentran un análisis que hice sobre el tema hace un tiempo en este blog.

Para hablar de otro tema, en el cual no planeo extenderme mucho pues no lo considero relevante, quiero invitar a la palestra a los personajes. Puntos positivos para Annie y David, dos seres entrañables y de esos que tanto necesitamos en la vida real. Tomates para las autoras, por tener un diamante en bruto como Eric y no aprovecharlo. Aplausos para Emma, mi favorita sin duda alguna, pues dentro de lo fastidiosa que pueda llegar a ser, generó en mí un sentimiento repelente y crear un personaje que transmita este tipo cosas no es tarea fácil (aunque no sé si la intención de las autoras haya sido esa). Los demás no están mal, pero tampoco están muy bien; personajes reales a los que no se terminó de construir, pero que no restan al resultado final.

Las 329 páginas que comprende este libro se me pasaron en un abrir y cerrar de ojos en medio de paseos por Madrid, besos inesperados, algunos malos ratos, cero instantes sorpresivos, bastantes momentos de análisis y alguna que otra sonrisa.

"Besos entre líneas" es un libro del que no esperaba absolutamente nada, pero que terminó por dejarme muchas cosas en las cuales pensar. Este es un vivo ejemplo del sentido depredador que permea no solo el mercado editorial, sino el mundo entero, en donde por el afán de vender, el respeto hacia el consumidor termina en un plano más allá de nuestra percepción. Un peñazo en muchos sentidos, pero con una lección que ojalá no solo los booktubers, sino todos como lectores aprendamos. Un traspié para este par de autoras, que ojalá sirva para generar cosas mejores en el futuro.


12 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Madre mía la de polémica que está levantando este libro, y en general, el panorama con la comunidad de booktubers ahora mismo. Coincido prácticamente en todo lo que has dicho excepto en la reseña en sí misma, porque no he leído el libro xD
    Por cierto, muchísimas gracias por poner ese video, acabo de meterme en el canal del hombre y me ha encantado, tiene una forma de hablar que... ay dios mío, me parto. Le sigo desde ya.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene :)

      El libro deja mucho que desear, para también los comentarios de odio y sin fundamento alguno que la gran mayoría de personas ha emitido al respecto. Respecto de ese booktuber, me gusta lo que hace (además de que está bien guapo) jajaja

      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Hola Esteban, como siempre excelente análisis.
    Me parece muy cierto esto de "Me resulta preocupante que personas que leen tanto y que hablen de libros, y emitan opiniones sobre ellos delante de audiencias exorbitantes parezcan no quedarse con nada más que lo que queda para la posteridad en los vídeos", yo intenté leer el libro por pura curiosidad luego de toda la polémica que estaba despertando pero no fui capaz de continuar más allá de unas pocas páginas, yo pienso que el problema en este momento es que todo el mundo se cree escritor, y vale soñar serlo pero no es algo tan sencillo, y las editoriales del momento se están aprovechando de todo el hype de youtube y booktube para vender más y lucrarse de dinero (cosa que me parece un poco preocupante considerando que hay muy buenos autores, con muy buenas ideas esperando publicar un libro pero que no tienen la oportunidad porque priorizan primero a estas personas que puede ser más comerciales gracias a youtube).
    Lo que me parece tan curioso es que el libro haya tenido tan MALA reputación considerando que es la misma trama de muchas novelas románticas contemporáneas amadas por muchos adolescentes así que también creo que es que en los últimos días está "de moda" criticar este libro y por eso muchos lo hacen, pero es más de lo mismo.
    No puedo opinar mucho del estilo narrativo del libro porque como mencioné antes leí muy poco de él pero en fin... me alegra encontrarme reseñas tan completas como las tuyas. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel :)

      Es todo un gusto poder leer tu opinión y agradezco tus palabras, son estás cosas lo más bonito que encuentro en el ejercicio de manejar el blog :)

      He leído muchas de las opiniones en goodreads y son puras ganas de destilar odio, cero argumentación, palabras pobres e ideas sin fundamento alguno. Esa no es la idea.

      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Hola Stephany, respeto tu opinión, pero siento que decir que "la protagonista es una estúpida", "Erick es muy guapo y qué pedo", "este par son unas idiotas incapaces" y otro tipo de cosas que me he encontrado revisando goodreads, son opiniones, pero ¿argumentos? Largo trecho.

      Una cosa es hablar de un libro por lo que es, y otra es buscar cuanta cosa se te ocurra en la cabeza, como muchos han hecho en goodreads, con el único motivo de insultar. Mi opinión.

      Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  3. Hola Esteban, antes de dejar mi comentario, debo decir que confío mucho en tus opiniones que dejas en tus reseñas sobre los libros que hablas.

    Ahora sí mi comentario:

    Yo ha Esme de fly like a butterfly, la sigo como hace un año y me parecía interesante los libros que ella comparte, cuando anunció de su nuevo libro yo me emocione mucho y me sentí feliz por ella y le comenté que pensaba comprarlo, luego dijo que lo escribió en conjunto con May R Ayamonte (yo nunca la he leído, así que no pensé mucho en ello).
    Esperé hasta que hablaron de que trata y me lleve una gran desilusión, porque al terminar de escuchar (porque es un video, obviamente) lo que trataba me dije que era un libro más del montón y "cliché", yo que sigo a esta chica hace casi un año y escuche todas sus opiniones en las que decía las cosas que no le gustaban que estaban presente en la literatura y es lo que ella está vendiéndome con «Beso entre líneas» y me pareció en ese momento que Emma es como la representante de la vida de las autoras (además el nombre de «Emma» es el nombre de las dos combinados, o eso creo) me sentí desahuciada.
    No he leído el libro y me guardé mi opinión, porque bueno, ellas están escribiendo una obra y esperan buenas cosas y bueno... no soy una «crítica de literatura» así que guardé mi opinión hasta este momento, y al leer tu entrada me confirmas mis pensamientos acerca de este libro y creo que como hice con esa «gran obra» de «After» (enmarcada en la literatura juvenil) no le daré la oportunidad siquiera, no gastaré en el libro.
    Gracias por darme mi espacio para decir mi opinión del libro (aunque no le haya leído) pero en serio siento que soy más exigente con Esme (a May no la conozco) por todas las cosas que ella habla en sus vídeos, que incluso he perdido credibilidad en ella.

    Saludos
    P.D. Espero verte en la FILBO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xitima :)

      Me has hecho sonrojar con esa confianza que depositas en mí; me llena de felicidad y de compromiso eso.

      Respecto al libro, no me esperaba mucho, pero ha sido una completa decepción que no me sorprendieran; me refiero a que una persona con varios libros publicados y otra con un canal literario en donde habla permanentemente de libros, deberían tener una formación más grande e ideas más fuertes a la hora de escribir algo, pero vaya, no siempre lo que se espera es lo que es. Quizá pido mucho.

      Yo estaré en Feria este fin de semana, así que me escribes por twitter y así nos conocemos personalmente :)

      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  4. Hola, sin duda este libro nos llena de polémica pero va mas a fondo no es solo este libro si no todos los libros de youtubers y booktubers que están saliendo al mercado por la cantidad impresionantes de suscriptores que tienen, vi un vídeo donde hablaba del respeto al lector y el respeto al escritor, respecto al respeto al lector también es cierto que hoy en día un análisis critico de que si algo es bueno o malo se esta perdiendo, en muchos casos no se ve una evolución del lector en buscar otra literatura y se estanca en un genero, aquí doy una critica a las nuevas generaciones de lectores, y también están las editoriales que no respetan el arte de un buen libro que le de un aporte a la sociedad, me gusta tu opinión tu reseña es muy completa y tiene algo que muchos deben aprender dar una opinión dentro del respeto que escritor se merece, saludos y espero encontrarte en la filbo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :)

      Es preocupante de parte y parte, porque tanto el escritor como la editorial deberían tener un mínimo respeto por el consumidor; a su vez, el lector está pagando por algo, y en mi mundo utópico, debería exigir calidad en lo que está adquiriendo, pero bah, creo que pido mucho jajaja

      Estaré sábado y domingo en Feria (espero que vayas a mi presentación jejeje) así que me escribes por twitter, y nos conocemos personalmente :)

      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  5. Muy cierto. El trabajo de editores y tal da verguenza. Con razón que los jovencitos no se dan cuenta e igual lo compran. Qué triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nina :)

      Como dijo mi querido Homero Simpson: "Marge, el dinero no lo es todo en el dinero".

      Gracias por pasarte por aquí :)

      Eliminar