miércoles, 27 de abril de 2016

Reseña: Oscura redención - Yenniferth Carranza

Desperté con la frente bañada en sudor. Era una noche común y corriente según tenía entendido, pero las camas a mi alrededor decían lo contrario. Solo la oscuridad era mi acompañante. 

Mis pies tocaron el suelo casi congelado, y mis pasos empezaron a sucederse de un modo inesperado; algo dentro de mí me hacía recorrer un camino que no tenía planeado, que ni en el pensamiento más desquiciado hubiera elegido, pero que ahí, en ese preciso instante, estaba transitando. Desde la primera vez que visité la casa de la abuela, en un pueblo sin nombre en tierras más cálidas, el patio fue mi lugar de esparcimiento en el día, y al mismo tiempo el origen de mis miedos en la noche.

Atravesé una puerta y frente a mí estaban la alberca rebosante, los plátanos colgando de ramas marchitas, las guanabanas pudriéndose en el suelo y las cucarachas colonizando cada espacio visual. Mis pies descalzos siguieron su ruta y poco a poco fui acercándome al extremo más lejano del patio, allí donde las telarañas se convertían en el marco perfecto de una hamaca que se mecía lentamente, evidenciando la presencia de alguien más en el lugar.

Mi mano derecha se aferraba a mi pijama, mientras que la izquierda iba alzándose lentamente en medio del colapso de mis sentidos y el tiritar de mis dientes. Toqué el hombro de quien ocupaba la hamaca, y en ese momento la voz de mi abuela me despertó. Estaba allí, tirado en un colchón en la sala de su casa, como siempre lo hacía cuando estaba de visita. Estaba allí, pálido y absorto por la historia que mientras dormía se había escrito, y cuyo final jamás descubrí, pues parece que no fui invitado a escribirlo.

Con Alvaro Vanegas, uno de mis escritores favoritos, tuve el primer acercamiento a lo que puede llamarse la literatura de terror colombiana. Fue un descubrimiento sin precedentes y que quizá llegó tarde a mí vida, pero que al fin y al cabo llegó y me abrió un espectro de lectura inmenso, dentro del cual descubrí el libro del que vengo a hablarles en esta oportunidad. "Oscura redención" de Yenniferth Carranza, y que llega al mundo gracias a Calixta Editores, es el protagonista en esta ocasión (pueden adquirirlo haciendo click aquí).

Aquí nos encontramos con la historia de Naia, una mujer del común, quien un día como cualquier otro empieza a ver cosas que jamás había visto, y que tiempo después en uno de sus días de trabajo en medicina legal, es testigo de un hecho que resquebraja su vida por completo.

Desde el momento en que abrí el libro algo hizo click y la conexión con la propuesta de la autora fue inmediata. Esta historia se desarrolla de manera vertiginosa, en medio de pasajes de locura, oscuridad y desesperación; la narrativa es sumamente limpia y la lectura, a pesar de ponerme los nervios de punta en muchos momentos, fue muy amena.

Yenniferth Carranza es precisa en sus descripciones sin necesidad de abusar en adjetivos y en ambientación; se van presentando situaciones y lugares que te absorben y te dejan espacio para imaginar qué pasa, qué es lo que te espera del otro lado y qué es eso que está poniendo tus nervios de punta. La autora te mete de lleno en un juego psicológico en donde eres la marioneta y ella mueve los hilos a su antojo, con el claro objetivo de poner tu sistema nervioso en estado de alerta.

Muy pocos personajes nos acompañan en esta ruta hacia la perdición. Naia se va hundiendo poco a poco entre la ausencia que la agobia, la culpa que la azota y las sombras que la absorben; Marcus y Esteban son dos personajes secundarios de esos que en verdad valen la pena, pues están muy bien construidos y juegan un papel importante en el desarrollo de todo; y por último está Sam, la figura de la inocencia de quien no vale la pena decirles mucho, pues es mejor conocerlo leyendo el libro.

Todo ocurre muy rápido pero sin precipitaciones innecesarias o absurdas, y cuando menos te los esperas, las menos de 150 páginas (el cual sin duda alguna es el único detalle que no me gusto de la obra, pues en lugar de una saga se pudo haber impreso un único tomo más grande) que dan forma a esta obra y que se fueron desarrollando entre sucesos inexplicables, se terminan con una sorpresa extraordinariamente llevada al papel, y que te deja el corazón a mil, la mente en blanco, y la paciencia inservible por las ganas de conocer el devenir de la historia.

"Oscura redención" es uno de esos gratos, pero de verdad gratos descubrimientos que llegan sin esperarlo. Yenniferth Carranza es una de esas plumas que te desconcierta y te alegra ver salir al mundo. Una propuesta más que interesante y que logró lo que ningún otro libro había, ni ha logrado hasta ahora: asustarme y poner mi pulso a mil.

No puedo esperar para leer "Calvario".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario