martes, 12 de abril de 2016

Reseña: El resucitado - Gustavo Álvarez Gardeazábal

La historia de la humanidad ha contado con una serie de personajes que han representado revoluciones contundentes al modo de ver el mundo, y por lo tanto, han marcado en él un antes y un después. Como olvidar a Martin Luther King y su labor en defensa de los derechos de los afrodescendientes, a Cristóbal Colón quien fue la cara visible del descubrimiento de la redondez de la tierra, a Margaret Thatcher quien devolvió el orgullo de ser al pueblo inglés, o por supuesto, a Adolf Hitler, la cabeza detrás del conflicto bélico más resonado y tortuoso hasta el presente. Pero sin duda alguna es Jesús de Nazareth, ese hombre que naciera en Belén y que según cuentan se encargó durante sus 33 años de vida de difundir un mensaje de amor, paz, aceptación y convivencia que a pesar de la tergiversación que han querido darle las religiones se mantenido indeleble hasta el día de hoy, aquel que es el estandarte del cristianismo y uno de los líderes más representativos de la cultura occidental, el personaje más significativo y trascendental en la historia de la humanidad tanto cultural como socialmente hablando.

En el marco del Hay Festival 2016 se anunció la llegada del nuevo libro del periodista y escritor tulueño Gustavo Álvarez Gardeazábal, famosísimo por la recordada "Cóndores no se entierran todos los días". Desde ese mismo instante en que se presentó a la opinión pública la temática que abordaría la obra, la polémica no se hizo esperar. Es de este libro, que llega a las librerías del país gracias a la Editorial Planeta, del que vengo a hablarles hoy: "El resucitado".


En esta oportunidad el autor nos cuenta la historia de Ramsés Cruz, el primer narcotraficante colombiano en acogerse al programa establecido por el presidente César Gaviria mediante el cual al entregarse a la justicia evitaba ser extraditado hacia los Estados Unidos. Ante la llegada del presidente Uribe al poder, mermado por el encierro, y abocado a un afluente sin fin de información y teorías sobre la verdadera identidad de Jesús de Nazareth que el mismo fue construyendo en su cabeza con base en sus "investigaciones", Ramsés decide escapar de prisión.

Mi carta de presentación con este libro fue la TREMENDA portada que lo acompaña. La navaja en forma de cruz delicadamente tallada y una tipografía apropiada frente a un fondo púrpura tan sobrio como inmaculado, se posaron en mi retina y me pidieron a gritos leer ese libro. Realmente el trabajo realizado en este apartado se merece todos los aplausos del mundo. Un éxtasis visual en todo el sentido de la palabra.

Ahora, hablemos del contenido. "El resucitado" se sumerge en la propuesta común y recurrente bajo la cual se ha cimentado gran porcentaje del contenido literario generado en el país. El narcotráfico y la violencia son puntos esenciales en el desarrollo de este libro, lo cual se hace evidente desde los primero años en donde Ramsés calculando a simple vista el peso del ganado empezó a meterse en terrenos mucho más bastos y pedregosos que terminaron llevándolo a levantarse como uno de los capos más importantes de Colombia. No soy muy amante de este tipo de literatura, pero la propuesta de Álvarez Gardeazábal intenta sumergirse en una premisa complementaria con el objetivo de darle un tono diferente a lo que se está contando.

Con este propósito, se incluyen dentro del parlamento de Ramsés una serie de ideas y fundamentos que pretenden demostrar que la historia que nos han contado respecto de lo que fue Jesús y de todo lo que sucedió a su alrededor no es tan como lo pintan. A medida que vas conociendo la forma de pensar de este capo y las bases a las teorías que va construyendo, te hayas ante una serie de escenarios que resultan muy interesantes para el análisis, y que tal vez hasta puedan llegar a ser ciertos (uno nunca sabe). Quizás este es el elemento que más gusto me produjo encontrar dentro de la lectura, pues me vi metido en un mundo de conspiraciones, mentiras, amores y estrategias, muy diferente al que durante toda mi vida me han inculcado ¿Qué pasaría si el pilar de la resurrección de Jesús dentro de la iglesia fuera solo un engaño? No me digan que no es un supuesto llamativo.

Si bien es Ramsés el personaje principal y el centro de atención de la historia, la voz de la misma no es la suya, sino la de su abogado. Es él quien se encarga de ambientarnos y contextualizarnos en todo momento, de dar cuenta de las acciones de Ramsés y de explicar la situación que atravesaba el país por cada paraje del libro. Ojo, "El resucitado" es un acercamiento a la realidad de Colombia en la época en que se desarrolla que no trata de ir al detalle, pero que sin duda da cuenta de ciertos aspectos que definieron algunos momentos de todo lo que narra.

Tomada de eltiempo.com
Además de este par de personajes, el libro se centra en el círculo familiar del capo, en el cual podemos encontrar a personajes muy bien perfilados y que le suman bastante a lo que es la obra en su conjunto. El maquiavélico Gossaín, el niño bueno Radamés, la desagradable Guadalupe, el sosegado Claudio, y mi favorita, la inteligentísima Fatima. Este combo, además de los que se me escapan, son muy juiciosos en la fabricación de una atmósfera muy propia y particular para la historia. Cada uno con su lenguaje y con sus características, cada uno con sus miedos y sus certezas.

Andando con arepa en mano por medio de una vía despavimentada mientras las vacas nos marcan el camino, somos testigos de una descripción, muy acertada por su extensión, de lo que fue el despertar de un capo. Como ya les comenté, este libro no ahonda en detalles de la historia de la violencia en Colombia, pero dentro de la timidez con que lo hace, se perciben algunos resultados sobresalientes.

Ese mismo camino despavimentado que cuando vamos en carro nos obliga a bajar la velocidad y a tomar precauciones al conducir, fue el que durante gran parte de las horas de lectura que le dediqué a esta historia me llevaron al adormecimiento. Por momentos la narrativa se torna lenta y pareciera que el libro se hace eterno y no consigues avanzar en lo absoluto. Adicionalmente, el autor maneja una prosa en demasía elaborada, la cual si bien se siente interesante por momentos, al abuso llega a ser desesperante.

En "El resucitado" de Gustavo Álvarez Gardeazábal es un libro que llega al mercado bajo un halo de polémica justificado más en la mojigatería que en cualquier otra cosa, con muchas voces de fondo y muchas que se vendrán con el transcurso de los días, pero que más allá de los bombos y platillos que la preceden, y de una portada descaradamente perfecta, presenta una propuesta que dentro de los sitios comunes que aborda, del toque diferencial que le imprime, y de lo pretenciosa que pueda llegar a parecer, ofrece una lectura amena y hasta cierto punto interesante, pero que en la búsqueda de algo, no terminaba por encontrarse.

2 comentarios:

  1. excelente reseña, realmente la temática del libro no es de mi gusto, considero que los escritores Colombianos deben hablar de algo mas de violencia y encontrar en otros parajes la inspiración para así darnos a nosotros los lectores algo nuevo mostrando otras cosas de nuestro país, igual si llega a mi lo leeré, saludos y me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas pero muchas gracias por tus palabras :) Me encanta leer este tipo de cosas, me animan a seguir con esto.

      Un abrazo y nos vemos en la Feria :)

      Eliminar