viernes, 29 de enero de 2016

Reseña: Las colonias del sistema solar (Theia) - Luis Ángel Fernández de Betoño


Recuerdo como si fuera ayer cuando en pleno mes de diciembre y luego de haber terminado la saga Divergente y de haberme devorado "Amanecer rojo" de Pierce Brown, sentí la imperiosa necesidad de contarle al mundo lo que mis lecturas me generaban, lo que dejaban en mí, lo que me hacían pensar, los detalles que me gustaron y los que no tanto, de generar un espacio de interacción para conocer otras opiniones y poder confrontar ideas. Es así como nació este blog, el cual ha contribuido a que el día de hoy sea una persona más feliz.

He conocido personas maravillosas, he empezado a contar con el apoyo de editoriales (mención especial a la gente de Ediciones Urano Colombia quienes fueron los primeros en confiar en mí), he interactuado con autores... pero entre estas y muchas otras cosas, quizá una de las mayores satisfacciones que "Liberando Letras" me ha dejado, es el que autores como el que voy a presentarles hoy me entreguen sus obras y den un voto de confianza en lo que hago. No imaginan lo bonito que se siente eso.

Un día como cualquier otro mi celular vibró como lo hace más de 40 veces al día en promedio, pero en esta ocasión la notificación que me traía era muy diferente a las que usualmente recibo, incluso más importante que la gran mayoría. Un autor ESPAÑOL (al otro lado del mundo) había encontrado mi blog y luego de revisarlo, decidió enviarme su primer libro para conocer mi opinión sobre él. "Las colonias del sistema solar - Theia" es la ópera prima de Luis Ángel Fernández de Betoño, la obra de la que vengo a contarles en esta oportunidad.

Para ambientarlos un poco, luego de que la tierra diera inicio a su inminente colapso, el hombre inició la desesperada búsqueda de nuevos lugares donde poder habitar, la cual lo llevó a colonizar nuevos territorios dentro del sistema solar y abrir las puertas a nuevos límites que a nuestros días parecen improbables, pero que seguramente terminaremos alcanzando. Este nuevo panorama no cambió muchas de las situaciones habituales en la tierra, por lo tanto, aquellos con mayores recursos pudieron pagar el derecho a vivir en un nuevo mundo y en las mejores condiciones posibles, mientras que aquellos menos afortunados tuvieron que resignarse a elegir entre ser esclavos en las nuevas colonias o ser huéspedes de un planeta moribundo. Pero como ocurre también en nuestra realidad, hay ciertos seres extraños y en vía de extinción que no están conformes con el desordenado orden de las cosas, y deciden trabajar y hacer lo posible por generar un horizonte más justo y equitativo para todos; Owen Jeringan, director de Helio Génesis, es el líder de "Los 10.000", un grupo que esta empecinado en llevar habitantes de la agonizante tierra hacia un nuevo lugar en el cual se pueda dar inicio a un mejor porvenir.

Lo primero que me encontré al recibir el libro fue una portada vestusta, con fallas de diseño notorias y con una tipografía que no despertó el mayor interes en mí; pero como bien he aprendido (todo gracias a "La reina roja"), no todo lo que brilla es oro.

Por medio de una narrativa detallada, madura y bien plantada, Fernández describe acertadamente el mundo en el cual se moverá este libro de inicio a fin. La manera en que nos cuenta el modo en que la humanidad tuvo que salir de su hogar, como su instinto autodestructivo terminó pasando cuenta de cobro, y como empezó a desarrollarse todo ante el nuevo día a día al cual se vio enfrentada, resulta creíble, poco forzada y muy agradable.

De igual modo el autor atina en la ambientación y en la definición que da a la misma, lo cual es evidente cuando empezamos a movernos por una derruida tierra, por la cúpula del maltrecho marte, por las pomposas lunas de Júpiter y Saturno, o por las naves y bases en las cuales la búsqueda de un mejor futuro tendrá desarrollo.

Fui pasando las páginas y descubriendo entre importantes errores editoriales y algunas desconexiones, una historia oscura y muy bien elaborada, que no escatimaba en nada, sino que fue generosa en puntualizar y especificar en donde era debido, y en abandonar ciertos vicios poco aconsejables de la literatura de hoy en día: la vida no es solo color de rosa, no siempre hay príncipes azules, la mierda puede ser un lugar en el que nos toque vivir, usualmente a los malos les va bien, el amor no son solo besos y el odio está a la orden del día.

En medio de sangre, deseo, lujuria (puede contener escenas de sexo y violencia no moderada), asteroides, batallas y conspiraciones, vamos conociendo a un grupo de personajes caracterizados de manera adecuada y que en conjunto logran meterle el turbo necesario a la obra. Una sugestiva Alexia, un suntuoso y muy humano Owen Jeringan, un ángel hecho Selena Lotti, una valiente Mia Leduc, un improvisado Gael Paulsen o un inteligentísimo Wang Li son solo algunos de los compañeros que nos acompañarán en esta aventura. Mi favorito sin temor a equivocarme es el complejo Victor, pues condensa en un solo conjunto de huesos, carne y aire las diferentes facetas que podemos llegar a adoptar los seres humanos.

El número de capítulos crecía y mientras las páginas restantes iban siendo cada vez menos y el ritmo de la historia se hacía más y más frenético, me encontré con un final interesantísimo, calculado de muy buena manera y llevado al papel acertadamente.

"Las colonias del sistema solar - Theia" es una carta de presentación excelsa a pesar de sus fallas editoriales y acertada a pesar de su mejorable cubierta, la cual incorpora una visión fascinante de nuestro futuro y que bajo la premisa del progreso vs. la ecología, establece una crítica a lo que hacemos en nuestro diario vivir, a lo que dejamos que los demás hagan con nuestras vidas, y al anárquico orden social en el que vivimos y que de una u otra forma nos empeñamos en perpetuar.

Gracias infinitas a Luis Ángel por permitirme volar con Atenea, espero leerte pronto.



4 comentarios:

  1. Parece ser un libro con muchos puntos fuertes, he leído muchas cosas buenas de él, ya lo apunto en mi lista de pendientes. Y es verdad que la portada no llama mucho, pero al parecer la historia vale mucho la pena.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana :)

      Es una MUY buena obra de ciencia ficción. Muy recomendada. Muy valiosa. Todo lo que tenga que ver con autopublicación me merece respeto, es todo un acto de valentía.

      Gracias por pasarte por aquí :)

      Eliminar
  2. Todo empieza por una idea, un sueño y no tiene precio el ver ese sueño consolidado y materializado.
    Felicitaciones!!! Buen día!!!😊😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bianca :)

      Tienes toda la razón, no hay que dejar de soñar.

      Gracias por pasarte por aquí :)

      Eliminar