viernes, 25 de septiembre de 2015

Reseña: Los libros que devoraron a mi padre - Afonso Cruz

Un día desperté y todo mi mundo se había transformado. De la calma del sueño casi permanente y la navegación en aguas mansas ya no quedaba mucho; mi susto fue tal que el llanto se hizo presente de manera inmediata ante la presencia de seres extraños que querían alejarme del ser que me había acompañado de manera incondicional hasta ese momento. Años después descubrí que todo eso era normal, que algún día tendría que salir del vientre de mi madre antes de que este explotara y empezar a enfrentar mi vida de manera más autónoma.

Desde aquel 23 de octubre de 1990 hasta el día de hoy he podido conocer detalles del mundo en el que vivo, del entorno en el que muevo, del ser humano que fui, del que soy y del que quiero ser. Desde aquel primer día el universo se convirtió en mi salón de clases.

Aprendí que un sorbo de leche puede ser una cena perfecta, que hay formas más allá de las palabras para expresar lo que sentimos, que no hay acción más entrañable que un abrazo, que las lágrimas no son siempre motivo de tristeza, que detrás de una sonrisa puede esconderse la melancolía absoluta, que no siempre el regalo más suntuoso es el más significativo, que las palabras pueden levantar imperios y también destruirlos, que cuando nos caemos tenemos la oportunidad de ponernos de pie nuevamente, que cada día nos abre una puerta para ser mejores, y entre muchas otras cosas, aprendí que nunca estamos solos mientras tengamos un libro con nosotros.

El protagonista del día de hoy es un homenaje a esos mundos increíbles que se posan ante nosotros, a esos personajes indelebles que nos cuentan sus historias, a esas realidades que no nos tocaron pero que por medio de letras podemos vivir, a esos compañeros de camino que nos refugian entre sus letras, a ese cúmulo de palabras que nos engullen y transforman... El protagonista del día de hoy es "Los libros que devoraron a mi padre" de Afonso Cruz. Esta obra llega a Colombia gracias a la Editorial Panamericana (por si no sabían, Panamericana también es una editorial).


Luego de leer "Persona normal" de Benito Tabio, quedé con ganas de otra lectura de la misma onda y así fue como llegué aquí. Este libro lleva rato en mi biblioteca, pero hasta hace unos días en que recibí como regalo de parte de la editorial un ejemplar autografiado por el autor, decidí emprender esta nueva aventura. Afonso Cruz nos cuenta la historia de Elías Bomfin, un niño que a temprana edad pierde a su padre, y que años después como regalo de cumpleaños de su abuela, recibe una encomienda que su mismísimo padre le dejó antes de partir, una llave que le daría un giro de 180° a su existencia; la puerta que le permitiría entrar al mundo de su padre mediante los libros que fueron pasando por su vida.

Vivaldo Bomfin resguardándose de la realidad entre letras, es la carta de presentación adecuada para dar inicio a este libro. Una portada con una combinación de colores muy bien lograda, con unos efectos de relieve que se agradecen y la pasta dura que tanto amo. Un total acierto lo que está haciendo la gente de la editorial con sus nuevas publicaciones, pues si hay algo que nunca me terminó de convencer de sus libros, eran sus portadas. Además de la portada, el resto del libro contiene un trabajo gráfico que solo puedo calificar como espléndido; Andrés Rodríguez es un teso.

El primer capítulo del libro, en donde se cuenta la historia de Vivaldo y lo que significaban los libros para él, resultó ser un reflejo de lo que soy; sentí que el autor tomó mi vida y la hizo suya. Desde ahí, todo empezó muy, pero muy bien.


Tomada de: www.hoy.es
La forma en que Cruz nos relata uno a uno de los sucesos que van teniendo lugar a medida que Elías devela la vida de su padre a través de la biblioteca que le dejó como regalo (y que contiene grandes obras de la literatura universal), resulta amena y más que agradable. Todo se desarrolla entre personajes memorables, situaciones jocosas, momentos de reflexión, enseñanzas invaluables y letras para todo público. Afonso Cruz nos entrega un libro universal, una obra que dentro de su sencillez y mínima extensión generó en mí sensaciones que mamotretos de 600 páginas no estuvieron ni cerca de lograr; este libro reafirmó mi amor por la literatura y mis ganas por seguir descubriendo universos, por seguir paseándome por la historia sin reparo alguno, por seguir sumando compañeros de tinta e imaginación a mi camino.

En ruta a la calle Fahrenheit 451 de camino a la isla del Dr. Moreau y pasando por la casa del Dr. Jekyll y de Mr. Hyde, fui descubriendo a un pequeño grupo de personajes que con sus vidas plasmaron la esencia de lo que somos los seres humanos. La abuela alcahueta, la madre ensimismada, la perfecta Beatriz, el genial Bombo y el infaltable cachorro Argos; un grupo inolvidable del cual doy las mejores referencias.

Me paseé entre capítulos y cuando menos me di cuenta tenía frente a mí a mi separador haciéndome mala cara pues lo abandoné y no le permití hacer su trabajo, ya que desde que inicié, no solté el libro hasta que me encontré con un desenlace brusco e inesperado, un cierre que se fue en un suspiro como lo hace la vida misma, un cierre que aún me inquieta...

Esta lectura fue toda una travesía por la imaginación, una lucha por el descubrimiento, un viaje entre tinta y hojas de papel, una lluvia de sensaciones, unos instantes de eterno aprendizaje... No puedo cerrar de otra manera, sino diciendo que todos deberíamos dejar que un libro devorara nuestra vida...

jueves, 17 de septiembre de 2015

Reseña: La reina roja (La reina roja #1) - Victoria Aveyard


Existe el amor a primera vista y doy fe de ello. Cuando vi la portada de "Red Queen" de Victoria Aveyard en las estanterías de la librería Panamericana, fue imposible que mi corazón no latiera de emoción y mis ojos dejaran de parpadear. La portada de este libro publicado por Harper Collins en inglés, y por Océano Gran Travesía en español (distribuido en Colombia por la editorial Océano) es PERFECTA. Sin haber escuchado mucho acerca de la historia (apenas si leí la síntesis), y conociendo que mi nivel de inglés iba a requerir un diccionario a mi lado con más frecuencia de la habitual, decidí llevármelo a la caja registradora. 

Al llegar a casa y romper como loco el plástico que cubría a la reina, pase mi mano sobre su portada y la sensación al tacto fue algo increíble: el material en que está hecha, los relieves del título y de la corona, y el tono estremecedor de la sangre en esta última, son un trabajo que merecen una ovación eterna. No alcanzan a imaginar lo bien que se ve en mi biblioteca.

Luego de mirarla nuevamente, de hacer una lectura concienzuda de la síntesis, de revisar una cantidad de recomendaciones de medios importantes acerca de esta obra, de mirarla una vez más y de desempolvar el diccionario "Español - Inglés, Inglés - Español", me tiré a la cama para observar rápidamente la corona bañada en sangre, abrir el libro y empezar a leerlo.

"Red queen" o "La reina roja", se desarrolla en un futuro lejano, en donde la sociedad está dividida de acuerdo al color de la sangre de las personas. Los plateados son la élite de la humanidad, y los rojos sus esclavos, por decirlo de algún modo. Mare Barrow, la protagonista de esta historia, es una joven roja menor de dieciocho años, quien se dedica a robar para así tener algo qué aportar a su hogar. Un día cualquiera, ella recibe la noticia de que su mejor amigo, Kilorn, ha sido solicitado para hacer parte de las fuerzas armadas de la nación, al igual que ya lo han sido sus tres hermanos. La búsqueda de Mare por salvar a Kilorn, es el pitazo inicial para todo lo que pasará de ahí en adelante.

Desde el inicio el libro se torna entretenido, con una Mare que resulta ser un personaje con matices interesantes (que lamentablemente se pierden con el paso de las páginas), en medio de una sociedad distópica en donde la injusticia y la inequidad son la carta magna que establece las reglas del juego. Todo el proceso de descubrimiento de sí misma que debe llevar Mare, su entrada al mundo de los plateados y el auge de la rebelión de mano de la Guardia Escarlata, le van añadiendo más y más detalles a la historia, más y más condimentos que van dando sabor al plato.

La trama y la contextualización de la historia toma elementos de la cultura griega y la cultura romana, dándole ciertos tintes tecnológicos modernos para ambientarla con el universo futurista que propone. La intención es bastante particular, pero no termina de calar del todo pues la autora no crea un mundo, sino que simplemente lo bosqueja y lo deja casi a la deriva.

Hablemos de los personajes. Mare es una chica intensa dentro de la inocencia que la caracteriza, un personaje fuerte y que como ya mencioné, tiene elementos en su construcción muy interesantes; Mare es el sinsajo en la revolución que se desencadena para hallar una sociedad más justa... Perdón, Mare es la pieza clave de la revolución. 

La familia de nuestra protagonista está construida de buena manera, y se siente real, pues muestra problemas y situaciones que pueden pasarnos a todos: una madre sobreprotectora y con preferencia notoria hacia el hijo pródigo, y un padre amoroso que busca ser imparcial y aportar lo mejor de sí a su hogar.


Maven (mi favorito) y Cal, los príncipes plateados son los encargados de introducir el gusanito del amor en este cuento (bueno, también podemos empaquetar aquí a Kilorn, el mejor amigo de Mare). Estos hermanos, totalmente diferentes, se pasean por la vida de Mare desde que la conocen durante la selección... perdón, durante el Queenstrial, y desde allí, cada uno con sus particularidades, jugarán un papel vital en la vida de Mare y en la de la sociedad entera.

Además de ellos, hay muchos, pero muchos otros personajes dentro de la historia, la gran mayoría acertados (todos muy genéricos), entre los que quiero destacar al maestro Julian, a la indómita Farley, a la malévola reina Elara (tremenda mujer) y a la "magnánima" Evangeline. Todos estos personajes se van moviendo por lugares ostentosos, miserables y melancólicos, viviendo un sinfín de situaciones muy bien puestas en el papel y que de cara al lector resultarán bastante amenas y enganchadoras. Especial atención a la batalla final. En serio, muero por verla en pantalla gigante.

Sin embargo, había un problema en todo esto...

¿Cuál era? La industria de la literatura se rige por las reglas del mercado, en donde como en todo negocio, se busca la rentabilidad y muchas veces a costa de lo que sea. Es de aplaudir la habilidad de Victoria Aveyard para tomar lo mejor de sagas como "Los juegos del hambre", "La selección" y "Amanecer rojo", entre otros (no quiero extenderme en este apartado), y construir con base en ellas una historia pertinente y muy comercial, pero que peca de mediocre, trillada y poco innovadora; una muy buena labor de reciclaje en donde el facilismo es notorio. 

Por momentos fue imposible evitar sentirme molesto pues las referencias calcadas son demasiado recurrentes dentro de todo el libro, y en todos los aspectos de la historia. Seguramente, quienes no hayan leído muchos títulos de este tipo, disfrutarán la obra de Aveyard en grande, pero para mí, el viaje no fue el esperado.

Tomada de www.perpetualpageturner.com
Adicionalmente, en la tarea de hacer una "novela novedosa", Aveyard invita elementos de todo tipo y los mismos se sienten forzados; algo así como andar por una carretera sin pavimentar a bordo de un lamborghini mientras ves naves espaciales persiguiendo dinosaurios que usan gafas de sol... En la literatura todo se puede, pero hay maneras. Es mi opinión y fue lo que sentí en algunos momentos.

No puedo decir que no me emocioné leyendo el libro, no puedo decir que no me gustaron algunos escenarios (dentro de los pocos levemente descritos) entre los que este se desarrolla, no puedo decir que no me agradó el trabajo hecho por Aveyard en la construcción de ciertos personajes; "Red queen" es un libro entretenido, lleno de intrigas (algo predecibles por lo genérico estructuralmente que es el libro) y traiciones; es un libro que funciona y que estoy seguro gustará mucho, lo cual puedo soportar en que es uno de los títulos más vendidos del año, en que ya está confirmada su llegada a la pantalla gigante, y en la decisión de cambiarla de una trilogía a una tetralogía (viva el dinero carajo). Lo que si puedo decir, es que este libro está totalmente sobrevalorado.

Dijo la gente de School Library Journal que esta obra tiene un argumento original que da nueva vida a las desgastadas tendencias de la fantasía juvenil... Viva el mercadeo.

Para cerrar les dejo una frase que si bien es muy recurrente en la literatura de este tipo, e incluso parece copiada de uno de mis libros favoritos, resulta apasionante en el enfoque de la historia.


“You believe you are the masters of the world, but your reign as kings and gods is at an end. Until you recognize us as human , as equal , the fight will be at your door. Not on a battlefield but in your cities. In your streets. In your homes. You don’t see us, and so we are everywhere, and we will rise up, Red as the dawn.” 


Reseña: Niebla al mediodía - Tomás González

Hay amores que nos transportan a lugares insospechados, nos revuelven las entrañas y nos matan poco a poco; hay otros que despiertan elementos que creíamos muertos, que encuentran cosas que parecían extraviadas, que recuperan  partes que creíamos perdidas; hay algunos que nos hacen crecer, nos transforman, nos empujan y nos hacen ver el mundo de otro color; también los hay eternos, como el de una madre por sus hijos, tan puros como la sonrisa de un niño, tan inexplicables como la alegría en medio de la miseria, tan nobles como un abrazo en medio de la guerra, tan gratos como una copa de vino en una noche en el desierto... Es el amor el que hace que nuestras piernas tiemblen, que nuestras manos suden, que la idiotez en nuestra sonrisa pase desapercibida, que abramos nuestro estómago a millones de alas, que palpite nuestro ser sin analogía posible, que construyamos mil castillos y destruyamos otros cuantos, que gritemos sin mucho sentido, o que callemos con mucha razón... Vaya maravilla es el amor.

El libro del que quiero hablarles en esta ocasión llegó a mí gracias al mega descuento de la gente de Penguin Random House en la Feria Internacional del Libro de Bogotá en este 2015. Hoy quiero presentarles a uno de los escritores más ilustres que este patria boba ha dado luz, y a su último experimento; hoy quiero presentarles a Tomás González y su "Niebla al mediodía"

Esta obra nos pasea por escenarios deslumbrantes alrededor del mundo y situaciones al límite para contarnos la historia de amor de Julia y Raúl, una historia entre dos polos opuestos que cierra sus puertas con un hombre desolado y una mujer desaparecida.

Desde que abrí el libro y escuché la voz de Raúl, pude darme cuenta que la pluma de Tomás González es algo del otro mundo. La delicadeza de sus letras, la exactitud de su prosa, la ligereza de sus complejidades, la finura de sus palabras, la riqueza de sus párrafos, los requiebres de sus giros, la galantería de sus aperturas y la astucia de sus cierres, hicieron que mi paso por la vida de quienes me narraron esta historia fuera una experiencia  tan desgarradora como encantadora en todo el sentido de la palabra.

Esas voces que sin reparo abrieron su alma y dejaron salir todo lo que sentían, son uno de los puntos que más me gustaron en todo esto. Conocer a una histriónica y egocentríca Julia en medio de besos ante la Estatua de la libertad y ofuscaciones ante el paraíso soñado hecho un infierno verde; charlar con un luchador y visionario Raúl, un Romeo con su veneno incluido y con mil batallas encima; reírme y reflexionar con Raquel y Aleja, hermana y amiga respectivamente de los protagonistas de este cuento de hadas con un final que conocemos con solo leer la síntesis. Además de estos líderes, hay caminantes como el enigmático Humberto y la fascinante e inocente Sonia, que dentro de las sombras abren luz a todos los secretos que se van tejiendo con el contar de los caracteres.


Tomado de: www.semana.com 


Los lugares en que esta novela toman forma son realmente fascinantes, y esto se da, gracias a lo detallada que resulta la narrativa de González, pues su descripción es tan precisa que en realidad me sentí caminando por puentes de guadua ante un cielo terrenal bañado por la lluvia y el dolor de lo que se iba con ella. Sin embargo, es ese sentido detallista lo que me llevó a hacer desconexión con la historia en varias ocasiones, pues si bien lo sentí adecuado en la forma, en el fondo de la historia me resultó algo exagerado y molesto; me sentí subestimado por el autor en ciertos parajes. No todo puede ser perfecto.

En este libro que dentro de sus enigmas se descubre desde el principio, me encontré con una oración a la vida, un rezo a lo que somos como personas y todo lo que podemos llegar a generar, un espejo de nuestros errores y aciertos ante esa vaina bonita y jodidamente loca que resulta ser el amor.

Para despedirme, quiero dejarles una lista de canciones que me ayudaron a recordar lo que viví con este libro, que me hicieron sentir y revivir las huellas que ha dejado el amor en mi camino. Aquí sentado, con libreta de apuntes frente al computador, hice mi banda sonora para un mediodía en medio de la neblina... Vaya maravilla que es el amor.


domingo, 13 de septiembre de 2015

Reseña: Julián - Eduardo Sánchez Rugeles

La situación por la que está pasando Venezuela no es un secreto para nadie; filas para conseguir productos básicos, escasez de alimentos, muerte de sectores económicos, eliminación progresiva de la oposición, violación continuada a los derechos humanos... Solo por mencionar algunas de las aristas que enmarcan esta lamentable crisis. Tenemos ante nosotros la muestra más clara de lo que un idiota con poder puede lograr. Espero que todo esto cambié, y que el vecino país resurja y crezca como debe.

A pesar de una dura búsqueda por San Cristóbal, en donde las estanterías vacías fueron el común denominador, uno de los hombres de mi vida llegó a Colombia con un libro en la maleta con mi biblioteca como destino. "Julián" de Eduardo Sánchez Rugeles, del sello Blok de Ediciones B, aterrizó en suelo colombiano con algo que contarme.

Este libro nos cuenta la historia de Julián, un niño de nueve años que padece una rara enfermedad, y quien un día, con ayuda de sus mejores amigos, decide emprender la búsqueda de un libro que le permita evitar el inminente final que se cierne sobre su vida.

Desolador panorama...

El primer punto que debo abordar respecto a esta obra, es la parte gráfica que lo acompaña. Su portada resulta totalmente acertada, pues dentro del inocente trazo de un niño, la oscuridad que se ha convertido en nuestro hogar se hace presente; un desafío que parece que día a día perdemos. Además de la puerta de entrada, al pasar de los capítulos vamos a encontrarnos con muchas imágenes abstractas y retorcidas, pero muy apropiadas a lo que Sánchez Rugeles nos va contando, a la forma en que  vida de Julián se va desarrollando.

Esa inocencia que hace parte del apartado gráfico, también acompaña al resto de la obra, factor potenciado por un personaje encantador como resulta Julián. Este niño repleto de cosas magníficas, de ese espíritu que la niñez de nuestros días ha ido perdiendo, de esas ganas de vivir que merma en todos con el pasar de los años, de esa necesidad de crear que nos hace capaces de todo. Es Julián un personaje inolvidable y lleno de sabiduría, lleno de lecciones y enseñanzas para todo aquel que quiera conocer su moderno cuento no tan de hadas. Juan Carlos y Vanessa son los compañeros de aventura de nuestro protagonista, dos niños muy diferentes, pero abarrotados de cosas bonitas y de una comprensión de lo que significa la amistad que resulta envidiable, pues así nuestros amigos sean gordos, flacos, feos, intensos, tragones, mamertos, adictos a la lectura, o como sean, son nuestros amigos, los hermanos que la vida nos permite elegir.

Además de ellos, nos encontramos con otros personajes que si bien no tienen tanto protagonismo, están muy bien construidos y en los que confluyen lo que cada ser humano puede llegar a ser según la circunstancia a la que se vea expuesto.

Estos tres mosqueteros (Julián, Juan Carlos y Vanessa) emprenden un camino con rumbo a una nueva oportunidad para Julián, un camino repleto de momentos jocosos, de risas incontenibles, de lágrimas que buscaban ruta de escape, de reflexiones, de valores agregados, de palabras inconmensurables, de cosas tan, pero tan importantes, que me hicieron enamorarme aún más de la literatura infantil y de todo lo que esta puede lograr.

La vida de Julián es un modelo en todo el sentido de la palabra, una clase magistral en donde debemos prestar mucha atención, estar abiertos a todo tipo de sorpresas, tener el corazón preparado y la mente lista para aprender. La vida evalúa y no suele haber exámenes de recuperación...

Reseña: Opio en las nubes - Rafael Chaparro Madiedo

Hay cosas que por más que queramos vamos retrasando. Hacemos caso omiso a salidas con amigos, vamos cancelando citas con nuestra salud, olvidamos visitar a nuestros padres, nos sumergimos en lo urgente y archivamos lo importante. Como lo mencioné en mi reseña de "Momo" de Michael Ende, hay que darnos tiempo para ser felices.

El libro del que les voy a hablar en esta reseña, lo terminé hace mucho, y tenía muchas, pero MUCHAS ganas de escribir sobre él, pero fui retrasando esta importante tarea. Hoy, desperté con la imperiosa necesidad de invitarlo a mi blog y presentarlo en sociedad para quienes no lo conozcan.



"Opio en las nubes" del colombiano Rafael Chaparro Madiedo y publicado por la Editorial Babilonia, es el libro protagonista del día de hoy. Este Premio de Literatura Nacional en 1992 es la obra definitiva de un autor que tres años después se despediría del mundo dejando una huella imborrable en la literatura nacional. Cuantas historias nos perdimos por el final de su cuento.

Este libro se desarrolla en una caricaturesca Bogotá, en donde en medio de agua, bares, excesos y sensaciones, una serie de personajes fuera de lo común desarrollan su vida y tejen un idilio de amor de proporciones épicas.

La narrativa de Chaparro se sale de cualquier estándar y de cualquier concepto que podamos tener metido en la cabeza, es totalmente experimental. Una prosa que resulta confusa y por momentos exasperante, en medio de un baile de comas y palabras recurrentes, pero que una vez te engancha, te va atrapa por la camisa, te arroja en un sillón y te impide moverte. El ingenio en la construcción de la historia y de los personajes resulta irreal; para resumirla en una sola palabra, debo decir que "Opio en las nubes" es desbordante.

Un personaje como Pink Tomate, merece su propio espacio
Es descarrillada e intensa historia va siendo contada a varias voces por un grupo selecto de habitantes de una ciudad convulsionada y llena de mucho trip, trip trip. Personajes como Gary Gilmour, Alain, Harlem, Lerner, Altagracia, Job, el guardia Monroe, entre otros, van vendiéndote esta historia y reivindicando la adicción en que con dificultad y mucha dedicación los protagonistas, a quienes dedicaré un merecido espacio especial, lograron meterte.

Pink Tomate, un gato magnánimo, sollado, lleno de frases irreverentes y de verdades irrefutables; Amarrilla, una mujer perdida encontrándose a cada esquina, una amante desesperada, un porro relajante y dañino; Sven, el príncipe de mil colores, de mil vicios, de mil sentimientos; Max, el poeta bañado de alcohol que pinta de alegría una ciudad que se decolora. Estos son los protagonistas de esta historia, estos fueron los encargados de atraparme, de enamorarme, de desesperarme, de hacerme reír y por momentos querer llorar. Debo hacer una mención especial a la mujer de mis sueños, a la inocente y bestial Marciana. Nos vemos en la eternidad.

Con el paso de las páginas, caminé por calles oscuras y bañadas de tranquilidad, por rutas imperiales repletas de miseria, me subí a buses en ruta a la perdición, me senté en un teatro para presenciar una oda a la vida, una vida en donde no todos son héroes y heroínas repetitivas, en donde no todo son besos y abrazos, flores y matrimonio, sino una vida como la real, en donde nos queremos y nos destruimos, en donde nos emborrachamos, nos comemos y no solo con la mirada, en donde somos nosotros mismos, en donde puteamos a todo pulmón con un gato loco como guardaespaldas.

Este libro, como diría Pink Tomato, es una cosa jodida... y perfecta. Una obra de culto.

Reseña: Claroscuro - Juan Manuel Camargo

Existen verdades que aunque intentemos ocultar, e incluso ante las cuales queramos hacernos los de la vista gorda, son imposibles de obviar. Vivimos en un mundo injusto, en donde la inequidad reina sin rival aparente, en donde algunos ponen las reglas a su conveniencia, la restante mayoría es víctima, y en donde casi todos somos cómplices, pues tomamos el silencio como arma de defensa. Los seres humanos tenemos la capacidad de crear, de pensar, de hacer mejor nuestro entorno; pero hemos preferido dedicarnos a destruirlo, y por ende, destruirnos a nosotros mismos. Somos un cáncer sin cura a la vista.

"Claroscuro" de Juan Manuel Camargo, llego a mi por coincidencia, pues de compras en la Librería Dislectura en Bogotá, me lo ofrecieron con un descuento ante el cual fue imposible resistirme. Esta obra nace gracias a Ediciones B, pero no tengo claro si sea fácil conseguirlo. Quizá fue una moneda en el camino.

Este libro contiene la historia de Pablo P, un artista que en su infancia caótica y rebelde, sufrió un accidente que partió su vida, y por consiguiente la de su familia, en dos. En su camino de descubrimiento personal , empieza a notar su nula participación o incidencia en la realidad del país, y empieza un viaje en el cual pretende dejar huella, y mostrar mediante lo que sabe hacer, las cosas que andan mal en el país, las cosas que la mayoría nos negamos a ver u olvidamos con solo cerrar el periódico o cambiar de canal.

La narrativa que Camargo maneja es sencillamente exquisita, pues en medio de una apología al arte, la violencia y la libertad de expresión, se sumerge y recaba en lo profundo del ser. Me enfrenté a una historia que dentro de su sencilla construcción, visibiliza el agobiante mundo en el que nos movemos, y al que muchas veces preferimos dar la espalda.

Pablo P, nuestro protagonista, es un tipo inteligente y trastornado, que dentro de la locura colectiva a la que llamamos cordura, pretende hacer algo diferente. Pablo P me dio una bofetada que me estampilló de nuevo ante una realidad que está siempre frente a mis ojos, pero a la que por momentos tomo entre mis manos y arrojo a la basura.

Con ayuda de las galerías de arte, de la sangre que enmarca nuestro territorio, de las obras de arte, de personajes secundarios que martillan la mente de Pablo, y de muchos otros elementos que me fui encontrando en este libro, logré meterme de lleno y sin reparo en este ensayo sobre mi mismo, sobre mi país, sobre mi mundo y sobre la sociedad en la que vivo.

Un libro corto pero sustancioso, que me desafió y me encaró sin temores. Recomendado.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Reseña: Blackbird (Blackbird #1) - Anna Carey

Como lo mencioné en la reseña de "Golowin" de Jakob Wassermann, un libro va más allá del papel y la tinta que lo resguardan (o del archivo electrónico para el caso de los ebooks); un libro es un cúmulo de esfuerzos, de ideas, de sufrimientos, de frustraciones, de éxitos, de sonrisas; esos libros que hacemos compañeros de nuestras vidas y a quienes les damos la oportunidad de contarnos su historia, traen muchas otras historias a cuestas.

Uno de esos tanto elementos que dan vida a nuestros amados libros, es la portada, y en lo que voy a tratar en este punto, quiero dejar de lado el tema de los materiales (creo que todos amamos la pasta dura y las solapas, pero ni al caso), y centrarme en el diseño.

En mi opinión, la confección de una portada debe condensar en gran parte lo que el autor, y todo el equipo detrás del libro, quieren transmitir; debe ser capaz de captar la esencia del libro y enamorar al lector a primera vista; debe tener la capacidad de hablar sin decir nada y seducir en un par segundos. Esas imágenes, esos fondos, esas tipografías, y ese no se qué, en no se dónde, son las cosas que en muchas ocasiones y para muchos compradores como yo, terminan marcando la diferencia a la hora de darle un nuevo hogar a un libro o dejarlo abandonado en la estantería de alguna librería.

"Blackbird" (o "Perseguida", como también la pueden identificar) de Anna Carey, obra distribuida en Colombia por Ediciones Urano, es un claro ejemplo de lo que toda portada debería llegar a ser. Desde abril de este año (hace más de cuatro meses), mis ganas por tener en mis manos este libro se mantuvieron latentes hasta que al fin, hace unos días, pude darle un lugar en mi biblioteca. Ya está disponible en las principales librerías, aunque algo (MUY) costoso para mi gusto y el de cualquier bolsillo (en este caso el de mi papá).

Este libro nos cuenta la historia de una joven que al despertar, se encuentra en una estación de trenes, en pleno carril, viendo como una mole de acero con cientos de pasajeros a bordo se acerca a una velocidad tremenda hacia ella. Ella no recuerda como llegó allí, no recuerda lo que causó la sangre que la cubre, no recuerda el significado del tatuaje en su muñeca... Ella no recuerda nada de su propia vida.

Lo primero que debo anotar, y siendo sincero, lo que más me llamó la atención cuando empecé a leer el libro, es que es narrado en segunda persona. Esto tiene un efecto notable mientras vas pasando las hojas, mientras vas deshabituándote al estilo predominante en la literatura en general. Es una forma atípica, pero que una vez te encarretas, resulta muy, pero muy interesante. Te sientes personaje principal de la historia, o al menos, ese fue mi caso.

Nuestra protagonista se va presentando sin temor alguno, permitiendo conocer cada detalle de lo que es ahora mientras está en la búsqueda de lo que fue en el pasado y lo que es realmente. Como ya mencioné, la forma en que está redactado el libro permite una experiencia que se torna completamente diferente a la que estamos acostumbrados. Conocer las situaciones a las que ella se va viendo invitada, resulta por momentos, más real de lo que debería. Es muy fácil meterse de lleno.

Dentro de todo el misterio entre el que se enreda la búsqueda de la verdad en la vida de la protagonista, y que resulta en el punto más interesante en la construcción de la obra, van teniendo lugar una serie de absurdos huecos, de desconexiones lamentables y de románticas exageraciones que cortaron el hilo central de la historia, que le restanron demasiado al propósito de la misma, y que impidieron sentirme satisfecho viviendo esta loca y peligrosa aventura.

Además de nuestra desconocida protagonista, "Blackbird" cuenta con un número escaso de habitantes, los cuales alimentan de manera apropiada las incógnitas algo ilógicas que se ciernen sobre la historia. Si bien debo decir que la construcción de las relaciones entre los mismos no me resultó del todo acertada, no llega a ser deficiente.

El tramo final de la historia salva en gran parte el libro. Es trepidante la manera en que todo sucede. El ave Fénix surge de la cenizas y se levanta de manera inesperada e inexplicable.

"Blackbird" me dejó una sensación de tranquilidad y de decepción a la vez, pues me encontré con algo que si bien no me convenció, me sorprendió de grata manera, y me tiene totalmente desesperado por saber como terminará todo. Una portada que sobrepasa las expectativas, ante una historia llena de altos y bajos. Una deuda que espero se salde en el próximo capítulo...

Reseña: Momo - Michael Ende

Soy de las personas que creen que las cosas no vienen dadas por mandato divino, sino que se dan por que nuestras mismas acciones construyen lo que somos y lo que seremos. Somos nosotros mismos y quienes están a nuestro alrededor quienes construimos nuestra vida. Para mí, ese cuento del destino es algo acomodado y facilista.

Un día de compras con mi papá y mi mamá en la Librería Panamericana, se abrió ante mí un camino en donde los pasos de una chica eran secundados por los de una tortuga, quien llevaba tatuado en su caparazón el nombre del libro protagonista de esta reseña. "Momo" de Michael Ende, libro impreso en 1973 y que al día de hoy sigue dándole la vuelta al mundo, se hizo un lugar en mi biblioteca. Pueden encontrarlo en las principales librerías del país (y del mundo, estoy seguro) gracias al sello editorial Alfaguara.


Si suelen pasarse por mi blog, saben que dos de los rasgos más importantes que me describen como lector son mi gusto por la literatura infantil y lo superficial que puedo llegar a ser al momento de comprar un libro (todo entra por los ojos), y si no se pasan muy seguido por aquí, pues ya les conté todo jajaja.

En un anfiteatro abandonado en las periferias de Italia, una huérfana llamada Momo se hace un espacio, y desde su llegada al lugar, comienza a crear fuertes lazos de amistad y fraternidad con los habitantes del sitio, lazos que serán determinantes para todo lo que la llegada de los hombres grises desencadenará. Eso es lo que nos cuenta este libro: la vida de Momo, de sus amigos y de la humanidad misma.

Lo primero que voy a mencionar, y quizás uno de los puntos más fuertes y destacables en este libro, es la sencilla narrativa que maneja. Desde una persona de un dígito, hasta quienes están cerca de los tres lo podrán leer y disfrutar, pues Ende hizo la tarea muy bien, y le regaló al mundo una historia universal. Este libro es un viaje sin restricciones de ningún tipo, es un barco con las puertas abiertas para quien decida tomarlo.

Momo por el mundo...
A medida que Momo (un ángel de esos que se pasan por nuestras horas haciendo más ricos nuestro minutos) va introduciendo a los habitantes del lugar a su vida, tuve la oportunidad de conocer a personajes como el barrendero Beppo, la voz de la experiencia, y al loco y polifacético Gigi, la irreverencia y la locura hechas persona.

La historia va pasando, paisajes increíbles se van construyendo, las caminatas se van haciendo extenuantes, las charlas cada vez más amenas, las hojas se van marchitando y todo toma un tono realmente oscuro cuando los hombres grises se hacen un lugar en la vida de los lugareños. Es la llegada de estos terribles personajes, los cuales podemos llegar a ser nosotros mismos, la que marca la bienvenida de la sabia Casiopea y del paternal Maestro Hora. No quiero extenderme en este punto, pues deseo que sean ustedes quienes conozcan todos y cada uno de los rasgos que los personajes que he destacado y los demás que hacen parte de la historia y que se han quedado por fuera de la reseña, pues todos tienen algo que contar, todos tienen algo que aportar, y no solo a la construcción de la obra, si no a la vida de quien decida leerla.

Este libro esconde dentro de sus páginas algo que parece obvio, un mensaje que todos conocemos, pero que parece que con el tiempo la sociedad, con nuestra complicidad, se ha encargado de hacernos dejar de lado. Este libro es una crítica certera, sensata, magnánima e inteligente a la forma en que el consumismo ha llevado a que manejemos nuestra vida. Este es uno de esos libros que parecen ligeros, pero que tiene un peso tremendo en lo que somos como personas; es una enseñanza de principio a fin. Una lectura recomendada sin escatimar en halagos.

Nuestro paso por este mundo es mucho más breve de lo que creemos, y no siempre lo que parece necesario lo es, muchas veces dejamos atrás lo realmente importante por prestar atención a lo que se nos muestra como urgente, en otras ocasiones abandonamos a nuestro propio yo por querer alimentar un reflejo tergiversado de nosotros mismos. Luego de una sonrisa, recordé que debía darme tiempo para ser feliz.